miércoles, 12 de julio de 2017

¿Quién soy yo?


         Miro la foto de mi perfil y me pregunto ¿ese soy yo?
cómo puedo ser yo si de los cuatro billones de células que componían aquel cuerpo ni una queda entre las que ahora me mantienen en pie,
cada cuatro meses se renuevan los glóbulos de mi sangre,
cada pocas semanas las células de mi piel,
cada siete años todos los átomos de mi cuerpo,
qué queda de aquel padre que con torpeza cuidó y educó a mis hijos,
qué de aquel que locamente, sin medida se enamoró de T,
enamorarme de E hubiese sido más razonable, ahora sería feliz,
no era yo, no podía ser yo, quien creyó amar a O,
ni quien amó a M,
ni quién perdió el juicio por N y la siguió hasta donde no debía,
¿fui yo quien no supo ver lo buena que era C hasta que ya no había remedio?
cuántos yoes han muerto y vuelto a nacer desde que J me hizo esa fotografía, ¿cuatro?
ese parece la cifra, cuatro veces se han disgregado los átomos de mi ser,
cuatro veces se han vuelto a recomponer,
me lo dicen la memoria y el cálculo, la cruel memoria que me ciega, me separa y divide,
la fiel e infiel memoria que levanta un castillo para que mire en la niebla,
aquellos yoes tan lejanos, anteriores a la fotografía, en quien no me puedo reconocer,
aquel que amaba a B y que amaba a A,
soy el que se ha equivocado todas las veces,
un yo varado en la estupidez, a todas las perdí,
el que no ha sabido conservar a sus amigos
a los que tanto decía necesitar,
no sé cuántos yoes futuros se retuercen en las membranosas ramas de la niebla,
sé que me volveré a equivocar,
está en las instrucciones que me replican cada vez.

No hay comentarios: