domingo, 20 de junio de 2010

Dos cosas me resultan odiosas


Oigo una voz en la radio y mis púas se disparan como un resorte. Haciendo a un lado las obviedades, a día de hoy -mañana será otro día-, dos cosas me resultan odiosas:

1. Los hijos o nietos de falangistas o franquistas que, no haciendo mutis por el foro, se empeñan, desde su posición de preeminencia, adquirida gracias a ser hijos o nietos de falangistas o franquistas, en darnos órdenes sobre cómo entender e interpretar los sucesos del mundo, siempre de forma progresista. En España, el segundo subgénero más desagradable de la literatura es el de las autobiografías con infancia difícil gracias a un padre o abuelo falangista -el primero es el de la biografía autoexculpatoria. La escena española está llena de semejantes filisteos.

2. Mañana hablaré de Telecinco.

No hay comentarios: